El padre del fallecido actor y varias fuentes aseguran que se metió en el personaje más de lo debido y este lo transtornó peor de lo que pensamos.

heath

El actor australiano Heath Ledger nos regaló una personificación legendaria como el ‘Joker’ (el Guasón en español) en la película ‘Batman, el caballero de la noche’. Gracias a su papel recibió aclamación mundial y el Óscar al Mejor Actor de Reparto.

Pero siempre se ha comentado que, más allá de premios y reverencias, a Ledger el papel del villano enemigo de Batman le costó la vida. Esas hipótesis parecen confirmarse con las últimas revelaciones que hemos conocido sobre la obsesión del actor con su papel en la película del murciélago de Gotham.

Kim Ledger, padre de Heath, cuenta en un documental que su hijo se obsesionó con su papel: pasó un mes entero encerrado en su apartamento de Nueva York preparándose, estudiando los rasgos que le vimos a ese Guasón en cine, su tono de voz y adoptó su mentalidad psicópata y asesina.

Ledger padre muestra un cuaderno con todas las anotaciones sobre el papel del Joker, un rol que nunca soltó al actor australiano y que lo sumergió en un mundo que lo perturbó. ‘El reino de los psicópatas’, dijo el mismo Ledger  poco antes de morir.

Otras fuentes indican que el australiano convirtió su espacio en una especie de santuario de payasos, un lugar plagado de comics de Batman que exploraban los inicios del personaje del Guasón y sus características. Además estudió a fondo historias de otros payasos y a los actores que llevaron a la pantalla al Joker antes de él (Jack Nicholson y César Romero).

Las conclusiones tras su muerte (provocada por abuso de medicamentos) es que le importaba mucho el personaje y le profesó un respeto profundo, tanto que, según se puede decir, dio su vida por él.

Compartir