billy-nollin-autoridades-hacerles-invitacion_976112485_13144653_667x375

El pequeño Billy Nolin, de cinco años y quien radica en Walton, Florida, sorprendió a sus familiares después que tomara un teléfono móvil y llamara al número de emergencias para invitar a los policías a cenar a su casa por Thanksgiving. 

El menor tomó el teléfono aprovechando que su mamá estaba muy entretenida en la cocina preparando la cena, por lo que no se percató de lo que estaba haciendo Billy, quien fue descubierto por su abuelo haciendo una misteriosa llamada.

Tras percatarse de lo sucedido, el abuelo dio aviso a Landi McCormick, la madre de Billy, quien le llamó la atención por hablar con desconocidos, siendo entonces cuando se enteró que había llamado al 911.

A pesar del gran enojo que le causó a su madre, pues con el número de emergencia no se juega, los oficiales agradecieron a Billy por su detalle, pues no están acostumbrados a recibir noticias felices en ese número telefónico.

“Con todas las malas llamadas que tomamos diariamente, ésta fue una llamada feliz que nos hizo sonreír”, declaró Monica Webster, quien tiene el cargo de Lead Communications Officer en la Walton County Sheriff’s Office.

Fue tal el impacto que tuvo la invitación de Billy, que el agente Dannon Byrd decidió dirigirse a su casa para agradecerle su invitación y de paso le dejó en claro que no debe de llamar al 911 para este tipo de asuntos, sino que solamente debe de marcarlo en caso de una emergencia.

A pesar de que se llevó una cordial llamada de atención, no todo fue malo para Billy, quien incluso recibió de regalo una placa de sheriff y le permitieron jugar por unos instantes con la sirena de la patrulla.

Compartir