Compartir

ww

El actor estadounidense Gene Wilder, inolvidable intérprete de “Willy Wonka y la fábrica de chocolate” y uno de los rostros habituales de las desenfrenadas comedias de Mel Brooks, falleció este lunes a los 83 años, anunció un miembro de su familia.AFP

Wilder murió a causa de la enfermedad de Alzheimer en su residencia en Stamford, Connecticut (noreste de Estados Unidos), anunció su sobrino Jordan Walker-Pearlman en un comunicado.

“Es con indescriptible tristeza y melancolía, pero con gratitud espiritual por la vida que vivió que anuncio el fallecimiento del esposo, padre, y artista universal Gene Wilder”, indicó Walker-Pearlman.

Su sobrino precisó que Wilder sufría esta patología desde hace tres años y que había decidido “guardar el secreto” sobre su estado para “proteger” la sonrisa de los niños con los que se cruzaba.

Wilder fue nominado a los Óscar por su papel en “Los productores” (1968) y por haber coescrito el guión de “El joven Frankenstein” (1974), dos películas de Brooks.

El comediante, cuya tercera esposa, Gilda Radner, murió de cáncer de ovario, fue tratado por linfoma en 2000.

Wilder comenzó su carrera de actor en la obra de teatro “Roots” en 1961 y debutó en el cine en 1967 en la película de Arthur Penn “Bonnie y Clyde” en el papel del director de funeraria Eugene Grizzard, quien es raptado por la pareja.

La crítica y el público lo aclamaron por su papel de “Waco Kid” en la tercera cinta de Brooks, la parodia de un western y éxito de taquilla “Sillas de montar calientes” (1974).

Sin embargo, fue su papel de “Willy Wonka”, el excéntrico dueño de la fábrica de chocolate de la película musical de 1971 basada en el libro de Roald Dahl “Charlie y la fábrica de chocolate”, que lo transformó a Wilder, cuyo verdadero nombre era Jerome Silberman, en estrella de cine.

Brooks y Wilder escribieron juntos el guión del siguiente filme del director, “El joven Frankenstein”, una burla de las películas de terror de la década de 1930.

Wilder coprotagonizó junto a Richard Pryor la comedia “El expreso de Chicago” (1976) y en “Locos de remate” (1980).

Su último papel importante fue en una versión para televisión de la película “Alicia en el país de las maravillas” a finales de 1990, en la que también trabajaron Ben Kingsley y Martin Short.

“Gene Wilder, uno de los verdaderos grandes talentos de nuestro tiempo. Bendijo cada película que hicimos con su magia y a mí me bendijo con su amistad”, escribió Brooks en Twitter.
ww1

Fuente | La Patilla

Compartir