1024_2000

El robo está cifrado en unos $10 millones, la mayor parte en joyas

La estrella de reality show estadounidense Kim Kardashian se encuentra bien aunque afectada por el robo a mano armada que sufrió la noche del domingo en su residencia de París, cifrado en unos 10 millones de dólares, la mayor parte en joyas, muchas prestadas por importantes marcas del lujo.

Según medios galos, Kardashian fue amenazada por cinco individuos armados y enmascarados que se habían disfrazado de policías y que penetraron de forma violenta en el apartamento que tiene en el exclusivo distrito 8 de la capital francesa, donde se había trasladado para seguir la semana de la moda.

En un primer momento, la portavoz de Kardashian había señalado que los agresores eran dos. Los hechos tuvieron lugar sobre las 3 de la madrugada. Los ladrones atacaron en un primer momento a los vigilantes de la residencia, antes de entrar en la misma y de maniatar a un guardián que se encontraba en el interior, según relató la emisora France Info.

La emisora agregó que la mujer declaró a la policía que el robo asciende a 10 millones de dólares. RTL aseguró, por su parte, que la estrella fue encerrada en el baño del apartamento por los agresores. La Fiscalía francesa ha abierto una investigación, agregaron los medios.

Aún no se informó si los dos hijos de la millonaria, North, de tres años, y Saint, de 10 meses, estaban con ella al momento del asalto.

Su marido, el rapero Kanye West, ante la noticia, suspendió repentinamente el recital que debía dar en el Festival de Meadows, en Nueva York, con el argumento de una ‘emergencia familiar’.

¿Y el guardaespaldas?

El guardaespaldas de Kim Kardashian, Pascal Duvier, que escolta a la estrella estadounidense en la mayoría de sus viajes, ‘acompañaba a la hermana de Kim Kardashian a una discoteca’ cuando se produjo el robo.

La semana pasada, Duvier consiguió neutralizar a Vitalii Sediuk, un experiodista ucraniano conocido por agredir a los famosos en público, que intentó besarle las nalgas a la exuberante empresaria estadounidense en su visita a la capital parisina.

Repercusiones

El robo a Kim Kardashian supone un golpe a la imagen internacional de la capital francesa, que se afana ahora en contrarrestar sus consecuencias. En plena crisis del turismo provocada por los atentados de los últimos meses, la repercusión internacional que ha tenido el robo-amenaza con frenar aún más el atractivo de la ciudad más visitada del mundo. La alcaldesa de París, la socialista de origen español Anne Hidalgo, se apresuró a mostrar su respaldo a Kardashian.

DATO

El guardaespaldas de Kim Kardashian no se encontraba en la residencia, cuando la estrella fue atacada, en París, porque había acompañado a una de las hermanas a ‘una discoteca’, según fuentes próximas a la investigación.

Compartir