justin

Justin Bieber quería compartir un momento íntimo con sus fanáticos durante el concierto que brindó recientemente en la ciudad de Birmingham, Inglaterra, pero los constantes gritos de sus miles de seguidores no lo dejaron concentrarse, por lo que los mandó a callar.

A través de un video del concierto publicado en las redes sociales se escucha a Bieber decirle a la audiencia si “se pueden relajar por dos segundos” mientras intenta poner en orden sus ideas. “Entiendo y aprecio el amor, pero los gritos son desagradables”, indicó.

Ante sus comentarios los asistentes al concierto respondieron con más gritos emocionados, por lo que el cantante trató nuevamente de dejar en claro su punto, e incluso les sugirió a sus fanáticos que gritaran después de las canciones.

“Luego pueden tomarse una píldora para relajarse y simplemente escucharme hablar”, continuó. “No siento que soy escuchado algunas veces y se vuelve un poco frustrante. Así que si cuando hablo ustedes pueden dejar de gritar, ¿estaría bien para ustedes?, ¿podemos hacerlo?”, preguntó. Como era de esperarse la respuesta de sus fanáticos fue una nueva oleada de gritos frenéticos.

FUENTE | LMR

Compartir