El actor que da vida al villano Negan habla sobre su personaje y el final de la sexta temporada

1459879771_072386_1459880130_noticia_fotograma

Con Negan llegó la polémica. El nuevo villano de The Walking Dead lo tiene todo. La incorporación de Jeffrey Dean Morgan como el actor que da vida al último monstruo salido de la mente de Robert Kirkman fue lo más esperado en la sexta temporada de la serie. Pero con su llegada en el último episodio vino la polémica. “Entiendo la frustración de los fans”, se sinceró el actor estadounidense con este periódico una vez emitido el episodio.

Bonachón y algo dormido, de vuelta en Nueva York para concluir el rodaje de The Good Wife, en la que también participa, el intérprete había evitado todo contacto con la prensa hasta este momento. Pero —y ojo, que vienen detalles del final de la temporada— él también se quedó de piedra al ver que la serie acababa la temporada dejando en suspense el nombre de la última víctima de este apocalipsis zombi, un final que tiene a los fans en armas en las redes sociales. “Ninguno de nosotros sabía el final lo que también creó una cierta incertidumbre y un montón de emociones encontradas en el set”, describe el recién llegado a esta familia televisiva.

No ayudó su rápida incorporación al grupo de supervivientes, con tan solo dos días para aprenderse un guion donde, en aras al secreto que rodea la trama de The Walking Dead, no le dieron más que sus páginas, ese gran monólogo donde Negan juega con su bate de béisbol a ser un dios caprichoso capaz de quitar la vida con un “te-ha-tocado”. “Fueron dos noches muy tensas donde algunos de los actores ni querían mirarme mientras que otros me preguntaban sin parar”, recuerda de un episodio rodado el pasado noviembre. Entre los fans también se notó la tensión con unos índices de audiencias elevados (14,2 millones de espectadores) pero no tanto como la temporada anterior, que llegó a los 15,8 millones.

Negan, en los cómics de 'The Walking Dead'.

Negan, en los cómics de ‘The Walking Dead’.

Aún así, Morgan pide paciencia con el jefe de los salvadores y la serie en general. “Confío en los guionistas y showrunners. Saben lo que se hacen”, afirma poniéndose en las manos de Kirkman y de Scott Gimple. En su opinión lo que importa es que los fans se den cuenta de que Rick (Andrew Lincoln), quien hasta ahora lideraba la serie, ha perdido el control y Negan domina. No importa tanto quién muere. “Lo importante son las consecuencias de la caricia de Lucille”, asegura, llamando el arma homicida por su nombre.

Por mucha confianza que tenga en el creador y guionistas de The Walking Dead, lo cierto es que los fans fueron los primeros en darle el papel de Negan. Fue en una Comic-Con en San Diego, “allá por 2012 o 2013”, cuando las primeras apariciones de este personaje de papel en los cómics alimentaron los rumores de que solo Jeffrey Dean Morgan debía interpretarlo. La serie escuchó a sus fans y este amante de los cómics que trabajó en Watchmen (y que en su currículum televisivo también figuran Anatomía de Grey y Supernatural) se dejó querer. Además le encantó el personaje. “En el cómic está su esqueleto. Yo solo le di la carne”, asegura quien tiene los cómics en su mesilla de noche.

Aun cuando todos describen a Negan como uno de los mayores villanos de la historia, Morgan ve a su personaje como un vendedor de coches. Es el pasado que el actor le imagina antes de que los zombis dominaran la Tierra. Mientras Kirkman escribe su verdadera historia, Morgan habla de Negan como un tipo normal que se ha crecido en circunstancias anormales. Alguien no demasiado diferente a Rick. “No nos engañemos. Rick ya ha matado a 20 de los suyos. Si The Walking Dead hubiera seguido a Negan desde el primer episodio, ahora la audiencia estaría con él”, remata el actor.