Compartir

262872_750x480_crop_57bb9cbfb0154

Irina Shayk es la protagonista de la portada de la edición italiana de la revista GQ. Con un cuerpo envidiable y una sensualidad innegable, la modelo deja en claro por qué es hoy una de las mujeres más deseadas.

En las fotografías en blanco y negro, la novia del actor Bradley Cooper exhibe todo su erotismo. Estuvo bajo las órdenes del fotógrafo Mario Sorrenti, quien logró capturar la belleza natural que la caracteriza.

La producción fotográfica está acompañada de una extensa entrevista realizada por Riccardo Tisci, el director creativo de la marca Givenchy. ‘Es una chica enérgica que pone el alma en todo lo que hace’, así la describe Tisci.

Que opinas de esto?

Comentarios

Compartir