cableonedirection-2

Zayn Malik cree que sería muy peligroso para él comenzar a tomarse demasiado en serio su propia fama.

A pesar de que es uno de los jóvenes más famosos del planeta, el cantante Zayn Malik se niega a asimilar su propia popularidad por temor a que esta se le suba a la cabeza y acabe convirtiéndose en una de esas personas obsesionadas consigo mismas que tanto detesta.

“Odio la palabra celebridad. Creo que ese es un camino muy peligroso, considerarse famoso, porque entonces comienzas a pensar casi automáticamente que eres superior a los demás. Y alguna gente solo quiere formar parte de tu entorno porque conocen tu nombre… Aunque lo cierto es que yo les veo venir a un kilómetro de distancia”, asegura el joven intérprete a la revista HighSnobiety.

Siguiendo esa misma filosofía, el británico se niega a analizar con lupa cada uno de sus movimientos para ser un buen ejemplo para sus seguidores, como sí tratan de hacer algunos de sus compañeros de profesión, porque considera que esa no es su responsabilidad.

Compartir