samsung-galaxy-note_lprima20161014_0069_34

La producción del Galaxy Note 7 fue suspendida el martes por el fabricante surcoreano, dos meses después de su lanzamiento.

Las autoridades estadounidenses prohibieron el viernes ingresar a los aviones todos los teléfonos inteligentes Samsung Galaxy Note 7, que pueden hacer combustión, advirtiendo que quien intente viajar con esos dispositivos se expone a multas y a suconfiscación.

El secretario de Transporte, Anthony Foxx, anunció que se emitirá una orden urgente prohibiendo el uso de los aparatos, que entrará en vigor a las 4:00 p.m del sábado.

“Reconocemos que sacar esos teléfonos de los aviones incomodará a algunos pasajeros, pero la seguridad de todos los que se encuentren a bordo debe ser la prioridad”, afirmó Foxx en un comunicado.

La producción del Galaxy Note 7 fue suspendida el martes por el fabricante surcoreano, dos meses después de su lanzamiento, debido a defectos susceptibles de provocar la explosión del que estaba destinado a ser un producto estrella de última generación.

El primer fabricante mundial de móviles pidió a todos los distribuidores que dejaran de vender el aparato incriminado.

Samsung ratificó el fracaso completo de este producto al pedir a los millones de personas que lo habían comprado en todo el mundo que lo apagaran como medida de seguridad, iniciativa nefasta para la imagen de la firma que se enorgullece de la calidad de sus productos en tecnologías de punta.

Fuente | Prensa

Compartir