Compartir

renault-twizy-f1-action-2

Sacando ventaja de su experiencia en la F1, el Renault Twizy RS es un verdadero monoplaza con muchos de los atributos de sus hermanos de competencia

¿Te imaginas un auto F1 de 17 caballos de potencia y además eléctrico? Pues créelo porque existe. Se trata de la versión tunning del Renault Twizy, un bólido que no solo está inspirado en los autos de la máxima categoría de la velocidad sino que utiliza varios de los elementos de sus pares de 900 caballos para desarrollar una potencia realmente abrumadora para un cuadriciclo de sus dimensiones.

twizy 4

Tras sorprender al mercado con las versiones Cargo y Delivery , el Twizy se transforma que un pequeño monoplaza capaz de elevar su caballaje a 97 hp, gracias a la incorporación del KERS, el sistema cinético de recuperación de energía idéntico al utilizado por los autos de la F1, con lo cual por 13 segundos el conductor puede disfrutar de una potencia de ensueño.

Este “juguete” permite al Twisy RS F1 mostrar cifras impensables para un vehículo cuya versión básica solo cuenta con 9 caballos de potencia; puede alcanzar los 110 kilómetros por hora -30 km más rápido respecto a la versión Tech- y pasar de 0 a 100 km/h en apenas seis segundos, una proeza que lo equipara con modelos carrozados con prestaciones infinitamente superiores a las suyas.

Pero hay más. De los autos de categoría reina de la velocidad también incorpora alerón delantero, neumáticos slick, pontones laterales, alerón trasero de fibras de carbono y hasta un volante tipo F1 –con pantalla integrada y multiplicidad de botones-, sin olvidar y el imponente difusor con luz que avisa cuando el KERS está dando lo mejor de sí.

Obviamente, este arsenal de tecnología significa ciertos sacrificios, y uno de ellos es perder el asiento tipo tándem del pasajero, que en esta versión es ocupado por el KERS. Pierde igualmente el pequeño maletero de 31 litros de la versión convencional, al cual se accede desprendiendo el respaldo del asiento.

twizy 1

 

twizy 2

También significa más peso, pues el KERS depende de un motor eléctrico adicional encargado de recuperar parte de la energía cinética que genera la frenada que, el lugar de dispersarse en forma de calor, es almacenada para dar el impulso extra del que disponen los monoplazas de competencia.

Por lo demás, este pequeño gigante conserva las características que lo ha convertido en un icono de la conducción urbana: sus dimensiones se mantienen en 2:33 metros de largo, 1.23 mts de ancho y 1.45 mts. alto, con un ángulo de giro de 2,8mtros -casi el mismo de una motocicleta. Y un par motor de 5,7 Nm. A 2.100 revoluciones.

Carente de caja de cambios, toda la fuerza generada por el motor eléctrico es aportada al eje trasero. Los rines se mantienen en sus 13 pulgadas, y el sistema de frenos es de disco tanto al frente como detrás sin ABS. El tablero digital sigue siendo el mismo y cuenta con dos espacios para objetos, uno de los cuales tiene una toma para GPS o celular.

twizy 3

Idéntico es también el motor situado en el eje trasero con sus 17 caballos originales, alimentado por una batería de ion de litio colocada debajo del asiente delantero para un reparto de pesos equilibrado. Ésta se recarga en apenas tres horas y media en cualquier enchufe domestico gracias a un cable enrollado en un compartimento frontal, ofreciendo una autonomía de 80 kilómetros.

Sin sistema de aire acondicionado o calefacción, las puertas del RS F1 son opcionales y deben ser compradas por separado, pero tenerlas no cubrirá por completo al ocupante, por lo que se mantiene el desagüe para desalojar el agua en caso de lluvia. Recomendación: usar impermeable y guantes en invierno.

En fin, una curiosidad automotriz que bien puede convertirse en una solución a los problemas de atascos de tránsito y con las ventajas de la economía y la ecología a favor.

twizy 5

Que opinas de esto?

Comentarios

Compartir