Compartir

atletico-madrid-champions-final

Un latigazo de Antoine Griezmann nada más empezar la segunda parte fue suficiente para que el Atlético de Madrid sellara su pase a la final de la Champions League por tercera vez en su historia.

El Bayern de Guardiola arrancó el partido con mucha intensidad y acorraló al Atlético en una primera parte en la que pudieron irse al descanso con, como mínimo, un 2-0 a favor. Sin embargo, solo Xabi Alonso logró perforar la portería de un Jan Oblak que volvió a estar inmenso. El portero esloveno no pudo hacer nada en el tiro de falta del tolosarra que desvió Giménez al fondo de la red, pero sí evitó que Müller hiciera el 2-0 de penalti al filo del descanso con una gran intervención.

En la segunda parte, Simeone dio entrada a Carrasco y eso le permitió estirar a su equipo. En un buen pase precisamente del belga nació el gol del empate. Carrasco vio la incorporación de Griezmann y el francés, en posición dudosa, superó la leve oposición de Alaba en carrera y batió a Neuer a la perfección.

El 2-1 de Lewandowski dio alas a los bávaros hasta que Cakir se inventó un penalti favorable al Atlético. Torres falló la pena máxima, pero ya no hubo tiempo para que el Bayern lograra un 3-1 que le metiera en la final de Milán.

Que opinas de esto?

Comentarios

Compartir